Titulaciones náuticas: ¿Qué hay que saber para navegar con seguridad?

De nuevo hay rumores, declaraciones o artículos que hablan de un posible cambio de normativa sobre titulaciones náuticas en España. El eterno debate sobre cuantos...

De nuevo hay rumores, declaraciones o artículos que hablan de un posible cambio de normativa sobre titulaciones náuticas en España. El eterno debate sobre cuantos títulos debe haber, qué atribuciones deben tener, qué requisitos se deben cumplir, quién debe expedirlos, etc, etc…

¿Las razones del debate? Una supuesta equiparación a otros países, la eliminación de barreras para que se puedan vender mas barcos, la reducción del número de titulaciones existentes, la ampliación de atribuciones, los cambios de los programas, el aumento de prácticas, el control del fraude, etc, etc…

Hasta ahora, parece lejano un consenso entre los diferentes agentes. El año pasado, el Director General de la Marina Mercante declaró en el Salón Náutico de Barcelona que se trabajaría en una normativa consensuada y hasta hoy no ha habido ninguna mesa de trabajo conjunta con representantes de todo el sector y las administraciones implicadas, por ello, salvo que se prescinda del ansiado consenso, todo parece indicar que queda mucho trabajo por delante.

Cierto es que ha habido noticias en prensa y declaraciones, incluso filtraciones sobre como sería la futura normativa y los cambios que entrarán en vigor, pero a día de hoy lo cierto es que no existe ni tan siquiera un borrador y muchas asociaciones que han solicitado trabajar en él están a la espera de la llamada de la administración para colaborar en este asunto, por ello, cualquier información sobre esta normativa es en cualquier caso oficiosa. En el año 2011 ya circuló un borrador sobre una nueva propuesta de normativa de titulaciones náuticas que al final se acabo descartando. De momento no hay ni borrador.

Pero antes un hipotético cambio… ¿Qué hay que saber para navegar con seguridad? Cabrían preguntarse muchas cosas en este sentido, pero parece de sentido común que los títulos no deberían adecuarse ni mas ni menos que a la formación necesaria para navegar con unos conocimientos mínimos que garanticen la seguridad de la tripulación, la de los bañistas, la del resto de embarcaciones y la conservación del medio marino. Cambiar la normativa para vender mas barcos o para hacer mas negocio con la formación o para permitir navegar en ámbitos para los que un patrón no ha sido formado sería un error por parte de la administración y un riesgo innecesario que podría llevarnos a la alarma social que ya se dió con los accidentes de motos de agua antes de la entrada en vigor de la normativa actual.

Otro debate habla sobre la obligatoriedad o no de las titulaciones náuticas, o de la exención al menos para pequeñas embarcaciones. Hay que tener en cuenta que actualmente la mayoría de los accidentes se producen en la costa, cerca de la orilla por ello, precisamente las pequeñas embarcaciones son las que a veces entrañan mas riesgo. España, como país receptor de turismo, no es lo mismo que el norte de Europa, por ello el debate sobre la obligación de un título no puede equipararse a paises con circustancias diferentes a las nuestras o cuya popularización de la náutica difiere mucho de la nuestra. Imaginemos por un momento las playas de las Islas Baleares con miles de bañistas rodeados por embarcaciones patroneadas por turistas que no saben lo que es un canal balizado, que nadie les ha dado la menor instrucción sobre la maniobrabilidad del barco, que nunca han visto la radio de un barco y que desconocen la restricción de navegar en la zona de baño o de fondear en las praderas de posidonia. ¿Tenemos que asumir el riesgo los demás de que cada uno decida aprender lo que quiera? ¿Alguien puede imaginarse este debate para los vehículos por carretera?

Esperamos que prime el sentido común y la normativa conserve su rázon de ser: la seguridad de la vida humana en la mar.